Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente



 

 

 

El Budismo Bhakti de la Fe y de la Devoción.

Avalokitesvara BudaEl budismo Mahayana se acercaba voluntariamente a los legos y postulaba que un Bodhisattva debe ayudar a los seres que lo rodean para merecer tal título. Por estos motivos la Nueva Escuela de Sabiduría tomó de las antiguas enseñanzas un precepto al cual el Hinayana nunca dio mayor importancia: la Fe, en sánscrito Bhakti, entendida como una “devoción personal a divinidades adoradas”. Hicieron del camino de la Fe un medio accesible al hombre común para alcanzar la misma meta a la cual se debía llegar mediante el camino de la Sabiduría, infinitamente más “arduo y difícil”; lo desempolvaron de las antiguas enseñanzas porque “el camino difícil de la sabiduría autodidáctica y vigorosa ya no era factible para muchos”, incluyendo a los monjes. Se fundaba entonces el Budismo de la Fe, que a principios de nuestra era ya cobraba gran ímpetu, y que sentaba una de las máximas del Mahayana: la universalidad de la salvación (a pesar de su insistencia en que el Nirvana es casi inalcanzable y que requiere varias reencarnaciones).

El movimiento Bhakti fue reforzado por obras literarias que se encargarían en primera instancia de fundir enseñanzas de la Nueva Escuela con la devoción a personajes particulares, pero adquiriendo con el tiempo fuertes influencias tántricas, proporcionando por ejemplo “encantamientos” que llamaban la atención de las divinidades. Hubo varios Budas que se convirtieron en objeto de Bhakti (fe): Akshobhya (el imperturbable) o Amitabha (el Buda de la infinita (amita) luz (abha)) para citar a los más importantes. La literatura aumentaba su devoción describiendo ya sea su compasión o bien su “paraíso, su origen y estructura”. También los Bodhisattvas eran numerosos y adorados; entre los de mayor renombre está Avalokitesvara, el compasivo, que “da seguridad a aquellos que están ansiosos”, casi “tan perfecto como un Buda”, “señor y soberano del mundo”, etc; fue comparado con Brahma y con Shiva, descrito como gran mago y soberano.

El Budismo de la Fe, nacido junto a la Nueva Escuela, también rompe antiguas tablas budistas e individualiza y describe héroes humanos, cuando antes el anonimato era una virtud imprescindible; la Fe es comprendida como devoción o incluso como idolatría dirigida en el caso de este nuevo Budismo no a dioses sino a hombres; pero la Fe también debe ser entendida como la ambición por alcanzar los ejemplos humanos desde entonces accesibles; sin la descripción de la infinita alegría, de los poderes de los Bodhisattvas, de la perfección de la que es capaz un hombre, la Fe se vería debilitada, por eso es que decimos que la aparición de la Fe representa la aparición de la compasión, puesto que el estado divino invita, se muestra: el Nirvana quiere pertenecer a todos y no sólo a una minoría.

El Hinayana estaba convencido de que ningún ser puede ser salvado por otro, la salvación debía ser un trabajo exclusivamente personal; la Nueva Escuela, con sus paradojas típicamente orientales, afirmaba que "sí podía y no podía" salvarse a otro; la solución es simple, no se salva directamente, pero se estimula, se invita a que uno mismo se salve, por eso es que se salva a otros pero no se salva a otros. Con esta nueva compasión aparece también un nuevo concepto, el de la transmisión del Mérito. El Mérito es tan acumulable como el Karma, son para decirlo en palabras simples, actos buenos o malos que o bien impiden o bien facilitan la entrada al Nirvana pero también la bienaventuranza en la propia vida o en las futuras; el Hinayana consideraba que tanto el Mérito como el Karma eran absolutamente individuales, que nada podía hacer uno para aliviar la carga kármica de otro.

La Nueva Escuela postula lo contrario: el Karma y el Mérito son transferibles: si yo ayudo a otro a obtener el Nirvana, no sólo me estaré ayudando a mi mismo a alcanzarlo sino que también estaré obligando al otro a ayudar a un tercero a obtener el Nirvana: mi Mérito, transferible, se convertirá en Karma del otro, en el sentido de deuda, pero a la vez su Karma se convertirá en Mérito cuando él mismo ayude a un tercero, de tal modo que si nos saltamos la etapa intermedia, mi Mérito se transformará también en Mérito de otro. Lamentablemente, lo mismo puede ocurrir con el Karma: es por eso que se dice de la Violencia que siempre conduce a un círculo vicioso.

Y así, el círculo virtuoso de la transferencia de Mérito utiliza, si recordamos la reciente explicación, los dos caminos para alcanzar el Nirvana, el camino de la Fe, recorrido por el ayudado, y el camino de la Sabiduría, recorrido por el ayudante: una espiral doble. Por otra parte, la Nueva Escuela considera a un Buda inmortal que está en todas partes (al igual que el Nirvana), y que la voluntad de muchos individuos de salvarse es producto de “la naturaleza del Buda en nosotros... que busca la budeidad”; es un deber del Bodhisattva Mahayana ayudar no al individuo sino al Buda que todo individuo lleva consigo; a este respecto queda más o menos clara la diferencia entre un Buda y un Bodhisattva: el Buda era considerado un maestro de sabiduría, mientras que el Bodhisattva era considerado como un maestro de Fe.

El lado menos útil de la Fe es que podía degenerar en simple devoción, perdiendo su carácter estimulador; pero seguía siendo útil: las enseñanzas de Budas y Bodhisattvas Mahayanas siempre apuntaban hacia la eliminación de los malos sentimientos (codicia, odio, engaño) y del exceso de anhelos; y si no se tomaba el camino de la Fe, al menos enseñaban a llevar una vida amable y sonriente. La gente muchas veces pedía favores a divinidades humanas, pues se creía que tenían el poder para ayudarlos: porque si eran omniscientes ¿como no habrían de ayudarlos?

Sobretodo ayudaban a aquellos que querían seguir su camino, propiciando “condiciones favorables para alcanzar la iluminación en una vida futura”; “el renacimiento en los cielos era para ellos (los devotos) la recompensa inmediata de una vida santa, y del acto de buscar refugio en los Tres Tesoros”, pudiendo una vez en los cielos tener la posibilidad de “pasar más allá” (parinibbayati) “para no volver de ese mundo”. Hay que mencionar sin embargo que los Budas y Bodhisattvas de India siempre han dejado un halo de misterio pues no hay documentos históricos oficiales que atestigüen sobre su existencia y sus actos. Los recorre un halo de incertidumbre, ni siquiera existe una fecha aproximada de vida que determine el período de su existencia.

El Budismo de la Fe proponía varios métodos para alcanzar el renacimiento en la propia vida o en las venideras; primero que nada sugería “llevar una vida pura, y cultivar el deseo de volverse como los Budas”. También era bien visto que los legos practicaran la adoración a los Budas como una manera de acumular méritos, sobretodo haciéndoles regalos, pero también alabando sus virtudes, pensando en él, inclinándose ante sus estatuas, pidiéndole poder renacer como él algún día.

Otro método, que resultó ser fuente de conflicto entre los sabios del Budismo de la Fe, fue la repetición mental del nombre de un Buda o Bodhisattva escogido (mantra), pues se consideraba que el nombre cargaba todo el poder del Buda y que era la mejor manera de invocarlo, y muchos repetían incontables veces los nombres. Confiar plenamente en el Buda elegido, de tal manera que la Fe de quien busca se funda con la compasión del Buda en un renacimiento. Otra manera de acercarse a la Budeidad era adiestrando la imaginación visual, auditiva y táctil hasta poder percibir a los Budas y sus paraísos. Sin embargo, algunos sabios eran partidarios de la Fe a solas, sin ninguna clase de invocación, mientras que otros afirmaban la salvación se obtiene por la repetición del nombre (mantra). La diferencia básica entre una y otra postura es la dependencia permanente del salvador o maestro invocado; para unos la Fe tenía que atraer hasta el contacto con el salvador mientras que para otros la Fe debía atraer sin por ello crear dependencia.

Si te gustó compártelo:
 
 


 

También te puede interesar:

1.- Historia Resumida del Budismo

2.- La Vida de Buda

3.- Historia y Doctrina budista

4.- El Budismo monástico

5.-La expansión del budismo

6.- La antigua escuela de sabiduría: el Hinayana

7.- La nueva escuela de sabiduría: el Mahayana

8.- El Budismo de la Fe y de la Devoción

9.- El Budismo Yogacarino

10.- El Budismo Tántrico

11.- Budismo Zen, Amidismo y budismo mágico


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007-2014 hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |