Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente



 

 

Historia de los antiguos Mapuche

 

Temario:

 

La guerra ritual y la guerra de guerrillas mapuche

Mapuches contra españolesLos mapuches ya tenían experiencia bélica a la llegada de los españoles, puesto que habían defendido su territorio de las invasiones incas, y por lo tanto ya sabían formar escuadrones y reunir un número suficiente de hombres para formar un ejército. También se habían armado y organizado; imitaban las formaciones militares incas. Y sabían de los españoles desde hace mucho, puesto que las noticias llegaban desde el norte a través de las migraciones, los prófugos o los informantes.

La guerra se conocía en Sudamérica principalmente como una defensa territorial, tenía procedimientos rituales de común conocimiento entre los bandos; había mucho de rito en ellas, como veremos, y su fin no era tanto aniquilar al enemigo como expulsarlo del territorio o dominarlo (en el caso Inca). Hay una guerra simbólica que se conoce con el nombre de Tinku, que eran enfrentamientos en días señalados del año para renovar las enemistades y las diferencias: violencia ceremonial, como en Bolivia cuando se enfrentaban los de arriba contra los de abajo, hay “reglas de juego y objetivos delimitados” y aceptados de antemano. Cuando el inca ganaba batallas, no solo no eliminaba a los jefes militares sino que los incorporaba a sus marchas, acompañándolo en su “despliegue de poder”.

Los mapuches se preparaban con días de antelación para las batallas; se realizaba un Nguillatún. Para ellos la batalla se libraba en tierra pero también en el cielo, en una sola y misma guerra. Cuando un mapuche mataba a un español decía: “Inche, yo soy, yo me llamo, y decía su nombre”.

La señal de guerra se hacía mediante un corredor mensajero que llevaba de casa en casa un objeto que daba el aviso de preparación para la guerra: un dedo, un cuchillo o un quipu. Los mapuche elegían al jefe de guerra, el toqui, según quien resistía mejor la carga de una viga, hacían ayunos o comían muy poco para bajar de peso, también se hacían heridas en las piernas haciéndolas sangrar, según ellos para estar mas livianos. Al ayuno lo llaman collunllanlin (que significa adelgazar de cinturas y hacer hormigas), e iba acompañado de ejercicios, levantamiento de pesas, tiro al blanco, resistencia, ejercicios militares... En ocho días estaban ya preparados, era una especie de precalentamiento donde al parecer se sufría mucho.

Muy ordenadamente comenzaban las batallas; detrás de éstos, muchas mujeres con bebidas, alimento y ungüentos para curar las heridas. La primera fila mapuche va haciendo una mímica muy particular: “haciendo mil monerías, dando saltos y tendiéndose por el suelo, levantándose con gran ligereza, quebrando el cuerpo y haciendo acometidas y retiradas y tan sin temor a la muerte, como bárbaros...”. Detrás vienen muy ordenados, hombro con hombro, en batallones; los españoles lo comparan a las formaciones romanas. Todo esto viene acompañado por cuernos sonoros y otros instrumentos musicales, y por vestiduras con mucho color; la delantera tiene capas muy resistentes, inmunes a las flechas y las lanzas. Detrás de ellos hay soldados especializados: lanceadores, macaneadores, hacheros, picas, tridentes. Al centro de cada batallón: los flecheros. También llevan un casco (celada) de tres dedos de espesor, que les cubre las orejas y el ojo derecho, cada uno tenía uno de estos cascos. Sobre estas celadas llevan la piel de un animal: león, ave, serpiente, zorro, con la boca abierta y mostrando los dientes; se supone que era el animal totémico de cada linaje; los apellidos mapuches poseen un sufijo correspondiente con un animal o elemento natural que identifica el linaje. Y sobre esta piel animal, un plumaje colorido.

Hay algo que no cuadra: si los mapuches sabían de los españoles, de los caballos de los españoles, y de sus cañones, ¿porqué practicaron con ellos en un principio la guerra ceremonial? Bengoa se llega a preguntar, al ver la similitud del enfrentamiento mapuche con la de los incas ¿a qué iban los indígenas? Porque le da la impresión que la guerra era comprendida de otro modo entre ellos, por lo fácil que son vencidos. Los españoles meten sus caballos rompiendo los batallones, y la carnicería es feroz.

La guerra ritual era un medio de restablecer los equilibrios rotos. Los antiguos mapuche tuvieron fama de muy valientes y de no temerle a la muerte: cuando eran capturados decían: Inchi lai, que quiere decir Yo-mátame. Rosales cuenta que los mapuche creían que los guerreros muertos se convertían en rayos y truenos, y que allá arriba se dedicaban a lo mismo que a lo de abajo, y que también guerreaban entre pillanes. Cuando las nubes se iban hacia el lado de los españoles se entristecían, pero cuando las nubes venían hacia ellos (señal de lluvia) saltaban de alegría y hurraban a sus pillanes (almas de antepasados). Solían incinerar los cuerpos de los guerreros muertos, pues decían que así pasaban a ser pillanes más rápidamente; sólo se llevan sus cenizas a casa.

Un hecho particular relacionado con la usanza mapuche de pronunciar el propio nombre a la hora de matar a un enemigo es el rito de los palitos, Rosales lo describe así: el español debía decir por cada palito el nombre de un valiente soldado de su bando, y cuando se quedaba sin nombres el español, que nada sabía de este rito, pronunciaba su propio nombre; sólo entonces le daban un desprevenido mazaso en la cabeza. Además cuenta que hacían rodar la cabeza de los enemigos capturados hacia su propio territorio, al tiempo que los mapuches hacían una calle humana y lo iban ahumando en su camino de vuelta.

Con el pasar de los años los mapuches comprendieron que la guerra ceremonial quedaba obsoleta y era ineficaz. La guerra se seculariza, el mapuche se adapta a las nuevas condiciones, especialmente por Lautaro (“pájaro veloz”, ex súbdito de Pedro de Valdivia). Su primer gran resultado fue la captura y muerte de Pedro de Valdivia y luego la victoria de Marigüeño (o Mariguano). En esa batalla Villagra debe salir huyendo muy malherido, pero no es perseguido y sobrevive. Después realizará una matanza sin cuartel del indigenado de Imperial que no estaba todavía alzado en armas: va casa por casa matando sin piedad, arrojando sus mastines, eliminando a los indios araucanos. Además se apodera de ellos el tifus, que llaman Chavalonko, porque empieza con muy fuertes dolores de cabeza. La mortandad es atroz. La matanza ocurre como un amedrentamiento, para prevenir probablemente cualquier alzamiento futuro. Entre estos dos tipos de guerra se había tratado de esclavizar a los mapuches; esto se logró por algún tiempo, pero los mapuches huían, se suicidaban o se alzaban en armas.

Si te gustó compártelo:
 
 

 


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007-2014 hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |