Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente



 

 

Francisco de Miranda, el precursor de las independencias.

Francisco de MirandaLas independencias hispanoamericanas son engendradas por los acontecimientos entorno a la revolución francesa (rey de España aprisionado por Napoleón), y premeditada por un girondino encarcelado de Caracas: Miranda (Girondino: facción republicana y moderada que intervino en la revolución francesa entre 1791 y 1793...representaban al departamento de la Gironda; su mayor dirigente: Brissot, eran partidarios de ir a luchar a Austria: diferencia fundamental con los jacobinos, que terminaron por eliminarlos; los Girondinos se oponían a los controles económicos y a la democracia radical que defendían los jacobinos; Brissot guillotinado el 31 de Octubre de 1793).

Francisco de Miranda, venezolano, hijo de un español y una venezolana, fue el primer hombre en desafiar con las armas a los realistas de América. Y aunque no tuvo éxito inmediato, ni tampoco conoció la independencia definitiva mientras estuvo vivo, puede llamársele con justa razón un precursor. Parece haber tenido mucho tiempo la idea en mente de libertar a América Latina. Eso a pesar de haber estado al servicio de las tropas españolas en un principio, donde pudo aprender de las artes bélicas y conocer las particularidades del ejército español. Tuvo contacto con los girondinos, se familiarizó con la filosofía de la época, supo de la Roma de la república. Viajó por toda Europa, tuvo contacto con reyes, ministros, embajadores. Nadie sabe a ciencia cierta con qué dinero, aunque no le faltó casi nunca si no es hasta sus últimos años de vida.

La corona española lo persiguió durante cuarenta años, acusándolo de traición a la patria y hasta de espía. Al parecer Miranda fue un hábil traficante de información, seductor, muy sociable y admirado, pero siempre defendiendo la tesis de que su larga estadía en Europa, sus viajes interminables, tenían una directriz muy clara, aunque reservada: conseguir alianzas, dinero, armas, amistades para liberar a América del Sur de los reyes de España. Fundó una muy buena amistad con la zarina de la época, Catalina, quien lo nombró con un cargo militar de su armada y con una generosa pensión. Se paseó en los salones de Noruega, Dinamarca, Grecia, Rusia, Inglaterra, Francia, siempre atento a toda la información útil que pudiera llegar a su cabeza. Combatió en Francia a favor de los republicanos y llegó a ser teniente coronel de los ejércitos del norte. Pero Miranda siempre suscitaba sospechas, tantos eran sus contactos.

Finalmente, pasados ya sus cincuenta años, ignorado por los europeos, consigue algunos miles de libras esterlinas en préstamo (40 mil dólares de la época) como para empezar a formar un pequeña armada; en E.U. consigue la misma suma y con ella consigue un gran barco de guerra, bautizado Leander en honor a su pequeño hijo, y un par de goletas; también un par de miles de fusiles, espadas, unos pocos cañones, municiones y reúne, también en los E.U., un pequeño ejército que no sobrepasa los 200 hombres, voluntarios recogidos en Nueva York. Quiere desembarcar en Puerto Cabello, pero un par de embarcaciones españolas lo detienen, y hunden a su par de casi indefensas goletas.

Huye a Aruba y vuelve entonces a pedir ayuda a Inglaterra pero esta vez ofrece lo que no tiene a los ingleses; obtiene de Cochrane un nuevo préstamo que sólo lo consigue ampliando los supuestos futuros derechos comerciales de Inglaterra en América del Sur, sin poner condiciones a las peticiones del país del norte; “Inglaterra coloca la flota y Miranda promete las factorías”. Mejor armado, con una flotilla de diez barcos, 400 hombres y 80 cañones, esta vez logra su desembarco y la victoria es rápida, pero no duradera. No obtiene apoyo, a pesar de que ha embanderado La Vela con la bandera tricolor (amarillo, azul y rojo que él mismo ha diseñado), ha pegado Proclamas. Nadie lo quiere, mucha gente huye asustada, los curas lo declaran impío. Es un balde de agua fría pues él esperaba que lo recibieran como a un libertador. Y es que sus soldados son todos extranjeros, rubios, no hablan español y no son católicos!

La toma de Vela dura sólo once días; sólo unos pocos indios se habían presentado como voluntarios, ningún criollo; falta el agua y la llegada de los españoles es inminente. Tiene que huir nuevamente a Aruba, donde ya no lo aceptan porque su cabeza tiene precio, por lo que vuelve a Trinidad.

Pero la historia de Miranda no termina allí; en Europa los asuntos están calientes, han pasado tres años y entonces, en 1810, España ya ha sido invadida. Se forman juntas de gobierno en hispanoamérica y se aprovecha el momento para rebelarse contra la mala madre patria. Miranda es aclamado en Caracas, y nombrado general en jefe del ejército, ¡a sus sesenta años! Lleva a cabo campañas sangrientas con mucho éxito, aunque acusado de abusos innecesarios. Designa a Simón Bolívar, su predilecto, ya afamado por su oratoria e intelecto, para defender un lugar clave de la geografía venezolana de la época: Puerto Cabello. Pero Bolívar, en una jugada inesperada, se retira del campo de batalla, “sin resistencia seria”. Miranda trata una ofensiva, pero no puede contra las tropas realistas de Monteverde, y firma un armisticio, que en la práctica se transforma en una capitulación porque Monteverde no cumple con los acuerdos.

Bolívar, con algunos soldados de la tropa, invade la casa donde a esa hora duerme Miranda, y lo toma preso. Miranda le arroja la espada del mando. Bolívar entrega a Miranda, considerado “capitulador” y cobarde, a los españoles, a cambio de su exilio. Miranda es llevado preso a España, y encerrado en un calabozo del arsenal de La Carraca, al interior del castillo de las siete Torres. Muere allí, enfermo y desdentado. Hay que hacer notar la valentía o la locura de enfrentarse a los españoles con tan pocas tropas; es seguro que Miranda, muy experimentado en batallas, supiera de antemano que era imposible ganarle a los realistas con tan pocas armas, pero lo que quizás consideró como fundamental era encender la chispa que recorriera los salones de Europa y de América, una vela independentista que sentara un precedente y un primer impulso. Por tal motivo es considerado un precursor.

“Excelente manual para el aprendiz de libertador...” refiriéndose a las revoluciones sudamericanas como eterno “esquema” de las revoluciones pasadas y por venir.   La fuente de las democracias y la recurrencia del esquema de las revoluciones: se promete la libertad, se jura conquistarla, se la conquista y después perece... en todo el mundo pasa lo mismo, según Descola.

"Dios (o la santidad) y el amor son obra personal, se juega entre dos, mientras que la libertad necesita muchedumbre, se elabora en los laboratorios del pensamiento, pero la hace y deshace la muchedumbre". Poco antes decía que el drama hispanoamericano se escribió en Francia y se representó en América...

Si te gustó compártelo:
 
 

Basado en:
Los Libertadores
P
aul Veyne

1.- Los españoles en la América conquistada

2.- Piratas en América

3.- La Araucanía

4.- Jesuitas en Suramérica

5.- América y el ocaso del imperio Español

6.- Francisco Miranda, el precursor

7.- Simón Bolívar y San Martín, Los Libertadores

8.- Caudillos: desorden después de las Independencias

 


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007-2014 hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |