Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente



 

 

América y el ocaso del imperio Español

 

A finales del s. XVIII América Latina está abierta a la cultura europea, al comercio, las noticias, aunque sigue sometida a las coronas española y portuguesa. Los barcos son ahora más rápidos, más seguros, las noticias de los periódicos europeos llegan en unas pocas semanas, los hijos de españoles son enviados a estudiar a España, Inglaterra o Francia. América es una multitud de razas y de mezclas: 18 millones de blancos, 8 millones de indios, cinco millones de mestizos y de mulatos, y un millón de negros y de zambos. Entre los blancos, una multitud creciente de criollos, futuros independentistas.

El mestizaje es una particularidad de la colonización de América Latina. La Iglesia no lo prohibía, y más bien acogía las uniones hispano-indias si es que se realizaba bajo el acto solemne del matrimonio y del reconocimiento, bautizo e inscripción de los hijos en la iglesia Católica. La idea implícita del encuentro de dos civilizaciones, aunque una dominara a la otra, no contemplaba su destrucción sino que prevalecía, al menos en teoría, por decreto real, la igualdad de los hombres en la tierra americana sin importar su raza. Las uniones o los cruces raciales, ya que eran inevitables, debían ser utilizados políticamente. La educación no fue negada a los mestizos, ni tampoco a los indios de alcurnia.

Pero en la práctica, en el día a día de las ciudades y de los pueblos, seguía existiendo el desprecio de los mestizos por parte de los “gachupines” (los blancos de España) o de los criollos. Y el indio seguía duramente sometido, a las claras: en muchas ocaciones esclavizado, su vida dependía del amo. Pero el comercio era pujante, varios virreinatos ostentaban superávit fiscales, se multiplicaban las imprentas, los diarios y semanales nacionales, y la exportación de materias primas. De industria muy poco.

La iglesia europea tuvo que tomar partido por el bando de la tolerancia; quiso instruirse a su vez e inclinar el ceño ante las ciencias y la razón. La tolerancia, que pronto se transformó en permisividad, iba de la mano con una relajación de las costumbres, que había empezado muchos años antes con el romanticismo y la adoración respetuosísima de la belleza femenina, el galanteo, los escotes, los amores a escondidas. Las grandes ciudades de la América hispana de la época, Méjico y Lima, no se quedaban atrás en los placeres y la vida hedonista de la nobleza: las nobles doncellas competían en lujo y belleza, se paseaban libres, aunque siempre acompañadas, por las calles de la ciudad; se dejaban cortejar.

Entre todas ellas destaca una en especial, una peruana de origen humilde por la que los caballeros “enloquecían de amor”, la apodada Perricholi, Micaela Villegas. Pequeña y preciosa de ojos inmensos, era una gran comedianta y bailarina, cultivada, inteligente y muy alegre. Pero amaba a plena luz del día, de allí gran parte de su fama, y no se recataba al ostentar sus amoríos. Un buen día, al ir en su carroza de regreso de donde su amante el Virrey del Perú, vio a lo lejos a un anciano sacerdote que se dirigía llevando “el viático a un moribundo”. El impacto fue tal, que cedió su puesto al sacerdote y ella siguió a pie en medio de la noche, llegando con las rodillas ensangrentadas hasta la iglesia, con los brazos abiertos en cruz, y decidió convertirse en monja. La bailarina más famosa del Nuevo Mundo le consagraba su vida a Dios.

Así estaba la colonia española entrando al s. XIX, con un resentimiento en crecida por parte de los mestizos, muchas veces comerciantes, un odio acumulándose sin explotar por parte de los indios y una complacencia gozosa por parte de gachupines y criollos. ¿Qué motivó entonces el movimiento independentista? La crisis en la madre patria, invadida por los ejércitos napoleónicos, los obligó a formar juntas de gobierno, en primera instancia, para protegerse del probable sometimiento extranjero y defender la hispanidad de las colonias; pero estas juntas parecen haber encendido la chispa independentista de los criollos y de los mestizos, que comprendieron rápidamente que el amor patrio era por la colonia, no ya por España. España produce muy poco, vive de América, e hispanoamérica no tiene industria.

Al interior del territorio todavía quedaban muchos realistas por vencer, mejor armados y con más recursos. En 1776 Washington logra la independencia de los E.U., ayudado por los franceses de Luis XVI. Trece años después estalla la revolución francesa. Las ideas de Rousseau, Voltaire, y los enciclopedistas son transmitidas a los criollos que han ido a estudiar a Europa: la carta de los derechos universales del hombre llega clandestinamente a América del Sur. Todo este movimiento, gracias al contacto cultural de una América latina abierta, indica y estimula a los colonos a continuarlo y a extender la hegemonía republicana contra la realista.

Si te gustó compártelo:
 
 
Basado en:
Los Libertadores
P
aul Veyne

1.- Los españoles en la América conquistada

2.- Piratas en América

3.- La Araucanía

4.- Jesuitas en Suramérica

5.- América y el ocaso del imperio Español

6.- Francisco Miranda, el precursor

7.- Simón Bolívar y San Martín, Los Libertadores

8.- Caudillos: desorden después de las Independencias

 


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007-2014 hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |