Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente




Blog de Alvarín

Ver Siguientes | Ver anteriores

El hastío de las palabras

A veces detesto la escritura, me empalago de ella y empiezo a querer hablar, a querer actuar y gesticular, a querer dar en fotos, en la imagen, las formas, los colores, en medios más ricos que las palabras escritas, o más lentos, donde haya luz de palabras pero también sonidos de palabras, y cuerpos junto a palabras, o allá donde cada palabra es una imagen sin palabra, donde se leen formas y colores. A veces me hastío de la escritura y pienso en cosas más lentas, pienso en la piedra pulida, el mármol de los meses, la madera raspada o la tela pintada. Sí que me hastío de la escritura. ¿No te hastías tú de la lectura? Llevas años leyéndome las partes buenamigo vencedor del fanatismo. Que asqueado estoy de las letras. Cuando escribiremos een fotos? Cuando cantaremos a grande voz nuestras letras? Y tú que piensas? Pensai lo mismo? Tenés mi edad? Tu cabeza es un sol maduro como el tinto sedimental? Precipitai amigo mío? Ya sos climático? Que buen amigo de los extremos es éste? Que buen amigo de la dualidad unida? Ya sé, ya sé, empiezas a odiar las letras. Es que está todo tan lleno de películas y de formas! Y de ciencias y de dinero. Las letras me traerán a los amigos. Las letras me traerán a los amigos, repites con tu esperanza un poco cansada. Mi sombra es famosa, pero, soy famoso yo? Te preguntai. Y te reconocés en los grandes, te enorgullecíh de tus iguales, te reconforta saber del bienvivir que han encontrado los mejores amigos.

Si si ya tsé, te escribo en público Pluribusunum, muchos leen esta carta que te escribo. La mayoría lo olvida, eso es ley, pero el amigo te reconoce y casi te dice yo tambo tambo también pasé por ahí pequeño inti, yo también estuve solo, yo también pensé estas cosas, yo también me pregunté por los amigos. ¿Estará ya armado el club? El club de Lulú de las Soles. ¿Voy demasiado rápido? ¿Voy demasiado lento? ¿Muchas curvas en éstas líneas? Sólo para soles. C’est fini.

Difíchile difíchile! Y tu también caminante solitario, ¿no estás bastante cargado ya de palabras? ¿qué buscai en todas esas nueces con tanta insistencia? ¿Qué caiga una en tu techo? ¿Qué te salude el espejo? ¿O que te envicie un dedo? Hay uno que tira para el silencio y hay otro que tira para el libro. ¿Cuándo empezará a hablarme este libro? ¿ein? ¿ein? Espanta las palabras, espántalas a todas, refréscate en el aire de tus orejas, móntalas, monta tus orejas, conviértete en dueño de esas alas indómitas, caminante, caminante, si hay camino; hay autopista; ¿cómo salir del laberinto de palabras? Difíchile, difíchile, ¿dónde ha quedado Plúribusunum? Dále Pluribus, dame una mano, deposítame un fósforo y hazme brillar, multiplícame amigo mío, derrama estos torrentes de semen multicolor sobre el planeta, brillen los pequeñuelos con mis trozillos de supernova y estornuden, cabeceen y adormézcanse los que no me quieran. Suban, suban hasta aquí los andinistas, los fumarolas casi dueños de su nariz, sube, sube a nacer conmigo hermano.

Bof! Sigo harto de las letras. Sigo sin conquistar mi exigencia más alta. Sigue la vida parsimoniosa. Sigo fiel a mi prudencia. Más regala el viejo pascuero por viejo que por regalón y pascuero. Sigo gato de chalet, sigo regaloneado pensador del sur, sigo poeta e intento de cohete. Sigo juntando soles que brillaré algún día, los guardo en mi noche seminal, esperando su luna. Cuándo, cuándo crestas sembraré éstas virtudes hipotéticas en mi vida? ¿Cuándo las creceré?

Pero tú, letrada estrella matutina, todavía te preguntas: ¿Pluribus o Unum?

¿Matute o quilombo?

Buen Oído Social Club

Lo que nos une es el desprecio común a la idiotez y a los risueños señores idiotizantes; LaberintoHumanolo que nos une es el amor común al centro, al punto donde la circunferencia más pequeña y la más grande se unen. Ésta es nuestra base: un rechazo total al tirano de las risas y un inmenso amor fraternal al amigo de las preguntas. No odio sino rechazo, no odio sino desprecio, su desvergüenza no vale nada, su desvergüenza es el vacío de las mentes de los cuerpos cansados.Amor a la razón antes que a la fuerza, amor al silencio antes que a las palabras. ¿Dónde sino en el club he encontrado yo a mi mejor amigo? ¿Quién sino el amigo me presentó a la Soledad más misteriosa y al espejo de mis aguas quietas, quién sino el poeta me enseñó la paciencia creadora, quién sino el igual me dijo yo te entiendo? Y tú con tus respuestas a medio preguntar, con diez soles siempre tibios en tus bolsillos, vas camino a comprender el porqué de nuestra poesía y de todas nuestras sutilezas susurrantes. Prueba, tienta la predilección de la muchedumbre. Y luego pregúntale al afamado pintor por el porqué de su silencio. Entonces comprenderás la diferencia entre un republicano y un demócrata, y saldrás quizás del laberinto humano, resolverás al hombre.

(Se comienza por entre las piernas)
(No olvides nunca de donde saliste pequeñín!)

La gran familia

Sí ya sé ya sé, que me lo tome con sentido del humor. Pero no sólo de humor vive el hombre. Sentido del humor, sentido del humor, quéseso? Humor es a veces tomarse las cosas a la ligera, sin tener que andarlas valuando como aquel vicioso de la lupa, tomárselo con humanidad y con risa que se ríe de la risa sin preguntar porqué. Humor es a veces encontrar el sentido oculto y risueño. ¿Pero dónde está el humor melancólico? Hay que sacarse los lentes a veces; si, y tomarse todo más a la ligera. Pero tomarse todo siempre a la ligera es de hidrogenados hombrecillos sin escala de sentidos, sin arcoiris. ¡Y a mi que demonios me importa que sólo tu me entiendas Pluribus! A ti es que te quiero pueblo mío de miopes preguntones y superhombres. Humor, humor, yo quiero arrojar palabras que tengan coloridas plumas en la cola, palabras luminosas que me alumbren el espejo esférico, palabras que arrodillen al fin a quien no quiera oír su voz más pequeñita.

Pero también tengo un hermano. Ñaño hermano ven acá, ven por el silencio y por las palabras, ven saltando como tu sombra que te saluda en cada espejo, ven con humor si quieres, pero ven también con tu sombra melancólica a cuestas, con tu sombra asustada o tu sombra ebria de proyecciones, ven con tu hermano, que no te absorba el resto, ven con Dionisos el amigo de las fieras, el amigo en las fieras, como el shamán.

Los negros silencios del Jaguar amielado

jaguarEl gran miedo es un jaguar que te comería el corazón si tú no supieses aguardar tu pensamiento. Si eres dueño de tu silencio eres el semidiós a quién el jaguar lame risueño la mano

Confesión de primavera

Hablo poco, siempre hablé poco. Me daba un no sé qué vergonzoso hablarle a un público, por pequeño, conocido o simpático que fuera. Dos, tres auditores, máximo, casi siempre dos. De a dos me sentía a gusto, el diálogo era fluido, alternante. Pero en grupo abría mi boca para decir tallas cortas, chistecillos, ocurrencias, siempre bacilares, nunca extensas. Agorafobia le llaman, o timidez; claro que si había que reclamar reclamaba, si había que hacer un nuevo amigo, lo invitaba a conversar. Agorafobia benigna, porque nunca fue para tanto; si me veía obligado a hablarle a un pequeño público de amigos o desconocidos por alguna pregunta dejada caer por sorpresa, aguantaba mi corazón como podía, y hablaba igual. Nunca con placer ni con mucho entusiasmo ni mucho menos con histrionismo, pero sí con un desgano, con nerviosismo, queriendo pasarle el micrófono a otro lo antes posible.

Los años han pasado y me he vuelto a encontrar con el humor, he debido ir superando esta parte importante de la personalidad: la oralidad, la pequeña oratoria, hasta encontrar la espontaneidad y la fluidez. Vencer la gravedad de la tierra no es nada fácil por la vía endógena, tampoco es fácil inspirarse a voluntad. Y si le he encontrado cierto placer al hablar, dista mucho de ser una necesidad, un vicio, o mi única virtud. Hace bastante tiempo que le he dado preferencia a esas virtudes más altas que son la audición y la vista, virtudes contemplativas y amigas del pensamiento. He preferido sopesar las palabras antes de emitirlas. He elegido el sentido por sobre la masa, el rayo por sobre la lluvia, la calidad por sobre la cantidad, sin por ello carecer de masa, lluvia o cantidad.

Y es por hablar poco que pienso poco. Mi cabeza no está llena de voces cuando me quedo solo, sino que disfruta de en un agradable silencio. Es por casi no hablar leseras que casi no pienso leseras. Prefiero decirle una flor al amigo, para pensar luego una flor en silencio.

Tampoco discrimino a los que hablan hasta por los ojos; hace tiempo que los respeto tal y como son; los respeto pero no me quedo con ellos, porque son tiranos con sus orejas. Siempre habrán seres extraños entre los hombres, algunos que son todo oreja, otros que son todo boca, o todo estómago, o todo mano… ya lo pintó Dalí, ya lo cantó Zaratustra. Prefiero el equilibrio. Lo que simplemente quería decir es que pensar tantas cosas, buscar sentidos, buscar detalles, ser tan omnívoro y dedicarse a aprender filosofía, historia, política, antropología, biología… ha hecho desaparecer el humor que entregué a mis amigos durante algún período de mi historia personal. Lo voy reencontrando poco a poco, y voy entregándole ganas y entusiasmo a mi boca diminuta, haciendo un pequeño esfuerzo por iniciar un buen diálogo con el amigo o mi novia, independizándolo del alcohol o de juanita, la mujer más alegre de mi barrio. Un pequeño esfuerzo hasta el rayo, Mach supersónico, para jugar a ser un Machito de vez en cuando.

Ortega y Gasset: "Porque está demasiado virgen"...

OrtegaYGasset“¿Pueden las masas, aunque quisieran, despertar a la vida personal? No cabe desarrollar aquí tremebundo tema, porque está demasiado virgen”.

“Ser de izquierda es, como ser de derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil: ambas, en efecto, son formas de hemiplejía moral”.

“Cuando alguien nos pregunta qué somos en política, o, anticipándose con la insolencia que pertenece al estilo de nuestro tiempo, nos adscribe a una, en vez de responder debemos preguntar al impertinente qué piensa él que es el hombre y la naturaleza, y la historia, qué es la sociedad y el individuo, la colectividad, el Estado, el uso, el derecho. La política se apresura a apagar las luces para que todos estos gatos resulten pardos. Es preciso que el pensamiento europeo proporcione sobre todos estos temas nueva claridad. Para eso está ahí, no para hacer la rueda del pavo real en las reuniones académicas”.

Y Sudamérica todavía le pregunta a Europa: ¿lo digo yo o lo decís tu?

Entre comillas: José Ortega y Gasset. Prólogo para franceses. En: La rebelión de las masas.

¿Qué te hace soñar?

El Sueño de Pablo PicassoAyer redescubrí que hay sueños hembras y sueños machos. Me preguntaba y me preguntaba: ¿porqué he soñado hoy, porqué no he soñado ayer? El sueño no es aleatorio, el sueño no es un azar, repetía mi vocecilla.

Primero me entusiasmé con una araña parlanchina que jugueteaba solitaria en mi escritorio. ¿Fuiste tú? Después le pregunté a una lora belicosa que me acompaña desde hace dos pares de años ¿Tú también? Asintieron. Al punto las hice callar. Para sorpresa mía, volví a soñar. Miré hacia atrás; sobre mi velador un libro con una diosa desnuda en la tapa. Me acerqué muy despacio, felinamente, y de un salto me zambullí en el libro. Dormí, soñé. Luego sin araña, ni lora, ni libro, le pregunté a la nariz que descubrí un día en mi vecina dormida. ¿Has sido tú? Soñé al ocaso pero no soñé al alba.

Entonces redescubrí que hay sueños hembra, que hay sueños macho, y que hay sueños asexuados.

Pintura: El Sueño. Pablo Picasso.

Celos de Otomaníaco

¿Habráse visto en algún otro lugar de la Mancha?
¡Estoy celoso de mis orejas!?! Exclamó mi mano tartamuda!

 

"Crear, crear..."

 

“Crear, crear, poder popular” Esto podría parecer un lema bloggero pero es en realidad lo que vitoreaba la juventud comunista chilena. Yo no viví en Chile durante la diallende militarctadura, viví mi infancia en Argelia y mi adolescencia en Ecuador, así es que no supe de la frase en cuestión hasta ver Machuca en la pantalla grande…

La invitación a crear va muy de la mano con un nacionalismo de estado que quiso producir por su cuenta lo que producían por esos años potencias y empresas extranjeras, pero no solo extranjeras… Allende estatizó las 50 empresas más grandes de Chile, incluidas varias empresas chilenas. Es decir que no era solamente un “poder nacional” lo que se exigía sino también un “poder popular”. Embistió como un Quijote contra gigantes, pero nunca pudo tomar por las riendas el transporte de víveres y materias primas. Sitiaron la capital y hasta ahí no más llegó su Quijotada. Los camioneros y los dueños de los camiones plantaron los armatostes en la carretera y le sacaron la misma pieza de motor a todos los camiones. Los dueños de los camiones fueron más fuertes que Allende. Chávez tiene razón: Allende pecó de ingenuo. Puso al mando de las industrias recién estatizadas gente mal preparada. Fue tosco y le faltó fuerza. Y el alto mando del ejército, evidentemente, quiso defender la propiedad privada, la herencia, se puso al servicio de las familias ricas del país. Allende comprendió tarde que para conservar estatizadas las empresas y tierras que expropió por la fuerza, necesitaba… más fuerza. Por eso quizás, sólo un militar podría haber tenido un éxito duradero. Este es un principio leninista: el poder sólo se puede tomar, y sobretodo conservar, por la fuerza. El único intento en el mundo de un comunismo elegido democráticamente fracasó en un par de años.

Al igual que Míster Arbusto en Irak, Pinochet buscaba armas en Chile. Este fue largo tiempo el lema del dictadorzuelo: salvarnos de una guerra civil; ese propósito justificaba, para él y su tropa de ladrones o torturadores, la tortura y el asesinato. La política del terror practicada en Chile, de torturar y liberar torturados para sembrar el miedo y así impedir cualquier intento de rebelión popular, fue una estrategia conjunta de la CIA y del que fue hasta hace poco héroe nacional para casi la mitad de los chilenos. ¿Encontraron armas en Chile? Doscientos o trescientos fusiles, siesque. Míster Arbusto tampoco encontró armas de destrucción masiva en Iraq. El 11 de septiembre no es la única coincidencia.

Aún si Pinochet hubiese tenido el propósito de prevenirse contra el terror de francotiradores, de lo cuales no hubo que yo sepa caso alguno, combatió un terror probable con un terror de hecho. El facho que “nos libró de los comeguaguas” no metió presos a 3000 supuestos terroristas, que es lo que haría una persona de mente sana con prisioneros indefensos, sino que sencillamente los mató. Yo no entiendo cómo es que hay chilenos que todavía lo veneran. Hay chilenos que hoy en día reprueban a un Pinochet ladrón, pero que alababan al Pinochet matón y mafioso como a un héroe.

Allende fue un quijote furioso que no soportó ver a tanto minero explotado trabajando para un grupito yanqui, ni tampoco a tanto analfabeto trabajando para las treinta familias chilenas más ricas por un sueldo miserable. Un quijote furioso no sirve. Un quijote cuerdo y poderoso si, pero creo que aquello ya no es un quijote. Digan lo que digan las grandes cifras, en Chile un dentista sigue ganando cien veces más dinero que un barrendero de calles, y eso que los dos trabajan con basura. Chile sigue sin libros en las casas, Chile sigue vendiendo manzanas, cobre bruto, y pescado molido, en Chile no saben hacer un chip, ni un motor, ni un satélite. ¿Pero estamos bien, no? El chilenito se compara con sus vecinos y eso lo llena de optimismo. Los medios, todos prostituidos, no dejan de alabar el crecimiento y las grandes cifras, pero no se escandalizan diariamente, no repiten como picana, que estamos entre los diez países en el mundo con mayores diferencias de ingresos entre los más ricos y los más pobres.

El optimismo es sano, pero la fanfarronería que escucho o leo a diario, ya donde Pedro, ya en los diarios, me repugna. Preferiría escuchar nuevamente en las calles: “crear, crear, poder popular”, en lugar del cuchicheo hediondo de la farándula, y de la quenita, y del morandé y vayanse todos a las conchas de sus madres. Pero no es un nuevo Allende lo que podría mejorarnos. Tampoco un militar de izquierdas. Tampoco una revolución. Solo…

Economía mixta, inventores, patentes, filósofos. Yo ya los escucho… ¿y ustedes?

Crear, crear, primero hay que pensar. Para que nos tomemos el poder por la razón y la fuerza.

En la foto un enlace a las palabras de García Márquez
sobre la muerte de Salvador Allende

 

 


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007-2014 hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |