Logo Hipernova.cl
Una explosión de semillas en las húmedas praderas de tu mente




Aforismos

Por Álvaro Riquelme

I   | Página Siguiente

 

Anillos. Ciclos. Fractal. El ciclo del acto. La tierra cumple un año cada vez que le da una vuelta al sol, y todo en el mundo ordena sus vidas y las programa según sus vueltas. ¿Se le ha ocurrido a alguien, alguna vez, que un acto pueda también cumplir un ciclo? Que claro, no necesariamente tendrá que cumplir un año, o medio año siquiera. Nuestra propia vida tiene un tiempo independiente, y gran parte del sentido que podamos encontrarle a los hechos de nuestra vida dependerá de cómo midamos nuestro tiempo. ¿Es la tierra el centro de nuestro tiempo? Así como cada hombre tiene su propia totalidad, también tiene su propio tiempo y sus propios ciclos. Nuestros actos, nuestras obras, giran entorno a nosotros, mostrando sus dos caras, su cara invernal y su cara estival; damos, recibimos, lloramos, reímos, trabajamos, descansamos. Antes se pensaba que el hombre giraba entorno a los objetos y los sucesos, pero llegó un valiente observador proclamando a todas las almas que son en realidad las cosas y los acontecimientos las que giran entorno al hombre. Pero a su vez el hombre también gira, pues tiene noches y tiene días.

Casa. Independencia. Ahorro. La casa es el símbolo por excelencia de la independencia de la naturaleza; en ella guardamos los granos, las maderas y los metales, en ella nos cobijamos de soles y lluvias, nos protegemos de las fieras y disponemos de largos tiempos de ocio; recién cuando tenemos nuestra casa construida y cuando hemos recolectado lo suficiente como para no tener que ir en busca de alimento durante un buen tiempo es que podemos dedicarnos a lo que ningún otro animal es capaz: crear, hacer, inventar, conversar, pensar. Lo mismo ocurre con las ciudades; cuando la agricultura es eficiente y capaz de alimentar a la ciudad es entonces capaz de las más diversas artes y de los mejores ingenios. Pero la casa no es solamente el símbolo de la independencia; también es el símbolo de la conquista del ocio, digna de cualquier oso, aunque aquel no recolecta para hacer ni crear sino que para hibernar y soñar, para dormir profundamente y despertar hambriento a pescar truchas y salmones. La capacidad de almacenar alimento, ya sea en casa o en el cuerpo, es por naturaleza signo de independencia y de ocio, de independencia, y a veces, de libertad.

Acostumbramiento. La repetición explica muchas cosas. Explica por ejemplo como es posible que la gente sea capaz de soportar sufrimientos sostenidos, desde el alpinista hasta quien sufre de jaquecas, desde el albañil hasta el presidiario. Y es que muchas veces me pregunté cómo era posible que la gente pudiese cumplir horarios tan alegremente, sin quejarse siquiera, y manteniéndolo por gran parte de su vida, algo que para mí era sencillamente insoportable. Está claro que la mayoría de los hombres tiene necesidades de todo tipo y que además deseará casi siempre eliminarlas, no necesitar ya eso que necesita, pero no entendía porqué una vez satisfechos sus deseos persistían en un horario tan estricto, asesino de caprichos y de instintos. Quiero ser sincero, al principio pensé que aquella gente (¡casi todos!!) era tonta, o al menos, pasiva y poco ambiciosa (poco ambiciosa de espacio y de tiempo para uno), pensaba que aquella gente luchaba más por las grandes cosas y deseos que por sí misma.

Pero luego comprendí que los sufrimientos que yo pensaba que producía tal horario no eran tales, que se habían convertido en un refugio seguro, en una cotidiana manera de llevar la vida, en una cómoda rutina con pequeños retos y metas que al fin y al cabo no hacían tan desagradable la vida: ya no sufren! me dije; yo también, al cabo de varios meses de horarios sostenidos podría adaptarme, lo mismo que un hombre que no conoce los inviernos del temple se adaptaría a ellos en unos cuantos meses de despiadados fríos. También pensé que si uno de aquellos trabajadores que cumplen estrictos horarios pudiese observar el tamaño de mis caprichosas soledades se haría las mismas preguntas y encontraría quizás, las mismas respuestas: “¿cómo es que puede estar solo y silencioso tanto tiempo? Debe sufrir tanto el pobre...que tonto es! Aunque no; se debe haber acostumbrado, debe haber encontrado pequeños retos y metas...”.

El hombre es el animal más adaptable que existe, el más capaz de cambios, y sospecho también que es por que entre todos los animales, es quien tiene más debilitados (o dominados?!) todos los instintos; por eso también es que come tan gustoso de los venenos. Todo tipo (de hombre) es definitivamente alcanzable por las repeticiones: desde el flautista hasta el escalador, desde el bufón hasta el solitario, desde el sedentario hasta el caminante. El hombre es el único animal capaz de ser y hacer cualquier cosa.

El escarabajo sagrado. Primero detuviste el mundo, y ahora, aaaahh, ahora lo quieres andar. Mírate! En el principio de los principios te acompañó el viento; caminó, trotó y corrió a tu lado; se detuvo también, en medio del más angustiante de los silencios; el viento, tu amigo viento, que maravilla cuando respondió a tus gritos. Luego te acompañó la luz; el viento limpiaba los cielos y el sol oscurecía tu piel; caminó, trotó y corrió a tu lado, se detuvo también, en medio de tu espanto. Pero ahora ambos, viento y sol compañeros de tus alturas, han cedido unos tiempos dando lugar a una nueva compañera andante: tu lluvia querida que asienta los polvos y da renovados bríos a nuestros ríos; camina, trota y corre a tu lado; ilumina también, con rayos risueños, entre los caminos de tu dicha. Salto!, dijo el veloz conejo. Y entonces se rompió el anillo y nació la espiral.

Filosofía natural. Ética, ecología y naturaleza. Mucho tiempo se dijo y se practicó en Europa que la naturaleza es el reino de las bestias que no piensan, que no se acercan ni un ápice a la semidivinidad del hombre, y que por lo tanto hay que someterla. Otras culturas, por el contrario, divinizaron la naturaleza: cada animal era el símbolo de alguna virtud del hombre. Yo quiero buscar una ética en la naturaleza, una ética para el hombre, una ética basada en la ecología, en las formas, las relaciones y los movimientos de los seres y objetos de la naturaleza. Una ética natural pues. ¿Es acaso la naturaleza, todo lo que rodea al hombre y el hombre mismo, un modelo conductual para el hombre? ¿se esconde en la naturaleza y en sus seres y objetos un camino hacia el saber? Porque si es verdad que al hombre se llega pasando por los monos habrá que rodearse de bosques y de fruta, escalar arbolotes y saltar agarrado a las lianas.

Para ello hay que empezar por comprender que las existencias de la naturaleza, todas, animadas o no, no son existencias aisladas sino bien por el contrario, hay múltiples enlaces entre aquellas y el hombre, el super animal de la naturaleza; el hombre no es nada más hombre, es también todo lo que vivió y acumuló para llegar a serlo. Por eso, habría que hacer inocular en algunos la humildad que dice: "no soy todavía un hombre, a penas y soy un protozoario, mi mente no vale nada, pienso nada más que tonteras". El hombre es el hombre y toda su estela, su sombra espiral, privilegiado entre tantos animales detenidos, atrasados o apurados.

¿Pero qué significan aquellas dos palabras? ¿Qué es ética, y qué es estética? Según mi manera de percibir las cosas, la ética es ante todo un modelo conductual, no uno cualquiera sino el mejor modelo conductual. Es la mejor manera de proceder en relación a los objetivos y a las relaciones. La ecología, el estudio y el análisis de las formas, las interdependencias y de los movimientos de los seres naturales, dentro de las cosas y entre las cosas, es un alimento valioso para la ética. No hay ética sin ecología; la ética sin ecología es lo más parecido a la moral y al dogma, pero ese es otro cuento.

El gran valor de la paciencia ecológica radica en que encuentra a la ética. Luego, para hallar el glorioso camino que conduce al hombre, al único animal privilegiado capaz de razonar, para hallar una ética planetaria, no hay que leer ni a Sartre, ni a Kant, ni menos aún a Savater, hay que leer la naturaleza, hay que preguntarle a la naturaleza por dónde va el camino. La ciencia nos ayuda en tan noble tarea, la gran filósofa la ciencia. El científico ha sido hasta hoy el único y verdadero filósofo, porque si ama la naturaleza, la estudia y experimenta con ella, necesariamente busca sabiduría. Baste decir que ninguno de los “filósofos” (tan neciamente teóricos) de la antigüedad inventó nunca una vacuna. Leer la naturaleza ayudándose de la ciencia es buscar ecología para encontrar ética.

Digestión. La buena digestión, proteína a proteína liberando aminoácidos. ¿Como se digiere mejor un libro?, sobretodo si el producto de la digestión quiere reutilizarse para fabricar enigmáticas encimas y nuevas proteínas, ¿no es acaso liberando cada uno de los eslabones de las proteínas en la sangre? ¿con el enriquecedor trabajo de ir juntando el aprendizaje en un rojo banco de datos? Paciencia china. Escritura china.

También me encuentras en Twitter: @alvaround


Google


Artículos:

Las energías renovables y el abastecimiento futuro
Este tipo de energías no podrán por si solas abastecer la demanda y cuidar el medioambiente
El dólar en El Salvador y Ecuador
Su evolución es estos dos países, las metas inflacionarias, ¿resultó?
La Influenza
Desde la pandemia de 1918 hasta las más recientes investigaciones.
El cacao
Su producción, su flor, su árbol y mucho más.
Dieta y longevidad
Comer menos alarga la vida, ¡está demostrado!
Plantas medicinales del Perú

Según el cronista español Manuel A. Fuentes (1861)
¿Gasolina producida a partir de CO2?
Un descubrimiento prometedor!
Pancho Villa.
Breve historia del héroe Mexicano
Resumen de la Ley de Drogas y Estupefacientes (Chile)
(lo legal y lo ilegal, conoce tus derechos)
El cigarrillo y la nicotina
Sustancias nocivas y un inesperado efecto benéfico de la nicotina.
El arsénico.
Veneno y ¿remedio?
Andrés Bello.
Breve reseña de su vida y su obra
Flores, jardines y parques
(fotos)
Yo soy Pablo Neruda

(video)
Entrevistas a Salvador Dalí
(videos)
Colección de fotos de Monos
(fotos)
Valparaíso Antigüo
(fotos)
Pinturas Surrealistas de pintores vivos
(fotos)
Fotofusión con Photoshop
(fotos)
La ciencia primitiva
(rituales, plantas, matrimonios, costumbres, entierros, una buena intro para conocer el mundo aborígen)
La historia de los mapuches

(cómo vivían, se organizaban, festejaban...)
La historia del LSD

(contada por su descubridor: Hoffman)
La vida, un estadio intermedio
(la evolución: desde las partículas subatómicas hasta las sociedades)
La vida de las abejas
(de las reinas, los zánganos, las nodrizas, las recolectoras...)
La ética protestante y el espíritu del capitalismo
(la incidencia de la religión en la economía de los países)
Historia de la vida cotidiana de los antiguos romanos
(la vida de los esclavos, de los niños, de las mujeres, de los patronos...)
Historia de los incas
(su agricultura, sus dioses, su sistema administrativo y su encuentro con los españoles)
El planeta viviente
(la vida de nuestro planeta según sus ecosistemas, descritos uno por uno en forma resumida)
Historia del Budismo
(el origen de budismo, sus ramificaciones, su doctrina, sus grandes pensamientos)
Historia de los libertadores de sudamérica.
(el proceso independentista suramericano, su gesta, su desarrollo, sus grandes hombres)
Caníbales y Reyes
(la historia antropológica de la humanidad, los porqués del canibalismo, de la agricultura, de la guerra o del estado)

 

 

 
 

¡Únete a la campaña!

Un Techo Para Mi País

No más niños con frío, no más casitas de cartón sin alcantarilla, AYUDA a construir casas en Chile, México, Argentina, El Salvador, Colombia, Costa Rica, Brasil, Perú o Uruguay

 

 

© 2007-2014 hipernova.cl | Derechos de copia reservados | Contacto |